Avenida del Mar

La Serena, lejos de lo que su nombre podría hacernos creer, es una ciudad muy agitada. Posee una intensa vida universitaria y un dinámico comercio gracias a la explotación frutícola y minera junto con la producción pisquera y numerosos eventos culturales se realizan todos los días en distintos sectores de la ciudad. En su centro histórico, donde se encuentran los edificios gubernamentales más importantes, el ajetreado ir y venir de peatones y automovilistas es incesante. Sumado a esto, el gran auge turístico ha transformado la ciudad en uno de los balnearios más concurridos de todo el país.
No queriendo estar inmersos en la vorágine, buscamos alejarnos de los shoppings y paseos de compra en busca de una mirada al mar. El movedizo escenario acuoso muchas veces sirve para relajar nuestros sentidos a la vez que disfrutamos por estar al aire libre y bajo el sol.

No se admiten más comentarios